La homologación de categorías profesionales fue uno de los temas clave de la reunión mantenida el pasado viernes en el Foro Marco de Diálogo Social. El borrador, que ahora pasará a manos del Consejo de Estado, se convertirá en Real Decreto pero en la práctica, el mayor grado de homogeneización quedará en manos de los Servicios de Salud. El documento se ha dado por cerrado en dicho foro, ya sólo falta contar con el consenso del Consejo Interterritorial.

Desde FESITESS volvemos a manifestar nuestra más rotunda oposición al Real Decreto que regulará las Equivalencias de las Categorías Profesionales. El mencionado texto discrimina a nuestro colectivo puesto que aplica el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) de forma arbitraria para algunos profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, fisioterapeutas, etc.), incluyéndolos en los nuevos grupos A1 y A2 y, sin embargo, no lo aplica para los TSS al no incorporarlos en el nuevo grupo B y manteniéndolos en el C1. Además, no es de recibo que unos profesionales sanitarios con dos años más de formación que los titulados de Bachillerato estén en la misma categoría profesional C1. Para más inri, los sindicatos mayoritarios UGT, CCOO y CSI-CSIF eran conocedores del Proyecto de RD y le dieron el visto bueno.

Asimismo, ante los flecos que el futuro documento deja pendientes, no nos sorprendería que las CC.AA. se vean tentadas de impugnar la norma estatal y opten por no seguir dichas directrices. Viendo que dicho texto verá la luz en breve, entendemos que debemos ponernos manos a la obra para actuar jurídicamente contra él. De hecho, nuestra asesoría jurídica ya ha sido informada al respecto.