A partir del 1 de febrero de 2014 será necesario contar con el código IBAN de cada profesional del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para el abono de las nóminas, por la obligatoriedad del uso del código IBAN en las transferencias bancarias. Este código resulta de añadir cuatro dígitos al código de cuenta bancaria.

Este proceso se hará de forma automática partiendo del número de cuenta que consta en nóminas, por lo que los profesionales que tengan correcta su cuenta bancaria no deberán hacer nada.

Para poder realizar esta operación correctamente es necesario que las cuentas estén actualizadas. Por ello todos aquellos profesionales que en la actualidad cuenten con códigos de cuenta antiguos de entidades que se hayan fusionado o hayan cambiado de número de cuenta y no lo hayan comunicado a su Unidad de Atención al Profesional deben comunicar el nuevo número a la mayor brevedad posible para evitar problemas.

Es importante comprobar que la entidad bancaria que figura en el recibo de nómina y la entidad por la que se cobra coinciden, y si no es así proceder a comunicar el nuevo número de cuenta bancaria a la Unidad de Atención al Profesional del SAS.

Modelo de comunicación de datos bancarios