La Guardia Civil ha puesto en marcha la «operación Cirene» y está registrando desde la mañana de este jueves la sede del sindicato UGT Andalucía en Sevilla. El registro, que se está produciendo desde esta mañana en la sevillana calle Antonio Salado, en pleno centro de la capital hispalense, se está produciendo tras una orden dada en este sentido por la juez de instrucción número seis de Sevilla, Mercedes Alaya.

Además de ese registro principal, se están produiendo otros dos en dos sedes sociales de empresas vinculadas a los cursos de formación de UGT. Las dos sedes que están siendo registradas esta mañana, después de la central de UGT, se ubican en las avenidas Menéndez y Pelayo y San Francisco Javier.

En la operacion Cirene están participando medio centenar de efectivos. Treinta y dos agentes del Grupo de Reserva y Seguridad número dos de Sevilla y una veintena de agentes de la UCO. De momento la Guardia Civil descarta que vayan a producirse detenciones ya que lo que se pretende con esta operación es encontrar documentación.

Esta diligencia se produce dentro de la investigación que la instructora lleva a cabo sobre las ayudas para formación dadas a los sindicatos, una pieza que Alaya abrió hace sólo unas semanas y que se encuentra bajo secreto del sumario. La intención de los agentes, que tienen dos furgones, uno a la entrada y otro a la salida de la calle, es registrar todos los ordenadores y los discos duros del sindicato.

En el momento de la entrada en la sede central sólo estaba en el sindicato un miembro de la ejecutiva, Juan Carlos Mestre, que ocupa el cargo de secretario de política institucional, que ha sido quien ha atendido a los agentes.

El primer registro, en el que los agentes han acudido en busca de documentación a la sede principal, ha obligado a cortar la calle. Al parecer, aunque en un principio no permitían a los trabajadores del sindicato salir de la sede, poco después se ha permitido su salida aunque los agentes de la UCO le piden a todos ellos que se identifiquen para contactar con ellos en caso de que necesiten interrogarlos. Al parecer la UCO también ha acudido esta mañana a la sede de Soralpe, una emprsa de UGT dedicada a la formación, que se ubica en la calle Méndez Nuñez.

El escándalo de las fondos a UGT-A que investiga la juez Alaya después de que la Audiencia Nacional le remitiera también las denuncias que en ese sentido presentó el sindicato Manos Limpias obligó al secretario general en Andalucía, Francisco Fernández, a presentar su dimisión hace unos días.

Fuente: ABC